Resolución 3: La Prevención y Cómo Reportar el Acoso Sexual

Resuelto, Que la 169 Convención de la Diócesis de California ratifica y se une en el trabajo descrito en la Resolución A109 de la 79 Convención General de la Iglesia Episcopal en declarando que “el acoso sexual de adultos por el clero, empleados de la iglesia, y miembros de la iglesia son abusos de confianza, una violación del pacto bautismal, contrario del carácter cristiano, y por lo tanto erróneo;”

Resuelto, Que el acoso sexual es definido como “conducto indeseado de una naturaleza sexual el cual tiene el propósito o efecto de violar la dignidad de alguien, o crear un ambiente intimidante, hostil, degradante, humillante, u ofensivo para ellos;”

Resuelto, Que esta Convención, por la presente, establece un Cuerpo Esencial para la Prevención y Reportar el Acoso Sexual, para ser nombrado por el Obispo o el Obispo designado, con la preferencia dada a aquellos que tienen experience en tratar con acosos y sus efectos, como un psicólogo/psiquiatra, doctores medicos, abogados de empleos, profesionales de Recursos Humanos, y con las siguientes obligaciones:

  1. de desarrollar un sistema de prácticas de normas para el uso en las instituciones diocesanas incluyendo: parroquias, misiones, escuelas, campamentos, centros de conferencias, y otros ministerios;

  1. de desarrollar una educación preventiva, normas para el cuidado continuo de aquellos que han sido afectados, y directrices de respuesta apropiada para los líderes del ministerio;

  1. de apoyar a los empleados diocesanos en el desarrollo de políticas de prevención del acoso sexual y entrenamiento para ser descrito en Llamado a la Relación Correcta: Políticas de Iglesias Seguras; y

  1. de reportarle a la 170 Convención de la Diócesis de California y presentar como una parte del reporte además de las políticas adicionales cuáles podrían ser cambios propuestos o ya incluidos en la Llamada para el Llamado a la Relación Correcta: Políticas de la Iglesia Segura [Called to Right Relationship: Safe Church Policies];

Resuelto, Que todos los actuales líderes laicos y ordenados sean requeridos completar el entrenamiento del Llamado a la Relación Correcta cada tres años, y una vez adoptado como parte de este entrenamiento completa una unidad en la prevención y el reporte del acoso sexual; y

Resuelto, que como parte del requisito actual en el Llamado a la Relación Correcta, las auditorías anuales deben reportar la compleción de la prevención del acoso sexual y el entrenamiento de cómo reportarlo junto con otras unidades de entrenamiento requerido.

Explicación: Mientras la 79 Convención General de la Iglesia Episcopal ha hecho cargo del buen trabajo de estudiar de las mejores prácticas en dirigir el acoso sexual entre nuestras comunidades de fe, cada año que pasa significa un daño potencial prevenible será superado por los miembros, líderes, personal, y voluntarios de nuestros ministerios diocesanos y de la congregación. Mientras hemos, como iglesia, hecho un trabajo considerable en proteger a poblaciones vulnerables como niños, discapacitado, y miembros ancianos de nuestras comunidades, no hemos proveído la misma educación y recursos para prevenir y abordar los incidentes de acoso sexual como seria experimentado por cualquier miembro de nuestra diócesis en general.  La definición del acoso sexual descrito en esta resolución está planeado para expandir la definición legal común del acoso sexual más allá del lugar de trabajo para incluir acoso como sería presentado entre los miembros de la parroquia, voluntarios, personal, y clero en circunstancias donde la autoridad puede o puede que no sea un factor. Puesto más simplemente, el Título IV de los Cánones de la iglesia nacional aborda la responsabilidad y la disciplina del clero. Esta resolución está intencionado para crear una norma para la prevención y el reportaje del acoso sexual como seria experimentado entre los líderes o cualquier otra interacción entre persona a persona, ya sea abuso del clero, abuso entre parroquianos, personal, voluntarios no-parroquiales, convocantes de programas, o cualquiera asociado con la iglesia, como consejeros de campamento o grupos alquilando espacio de la iglesia.

Será importante adoptar las prácticas mejores a medida que son desarrolladas por la iglesia nacional, y todavía, no hay razón para esperar para la próxima reunión trienal de la Convención General. También es el propósito de esta resolución de dar a las parroquias y a otros ministerios dirección en como responder apropiadamente a incidentes de acoso sexual. Como una recomendación final, esta resolución también considera un lapso potencial en la política ya que los requisitos para la renovación regular del entrenamiento del Llamado a la Relación Correcta existe para los voluntarios laicos y el personal pero todavía no para el clero. Así, la educacion y formacion continua en proteger la dignidad de todos nuestros miembros, ambos laicos y ordenados, está abordado por esta resolución.

Presentado por: el Rev. Alan K. Gates, Church of the Epiphany, San Carlos, alan@churchoftheepiphany.org.

Respaldado por: el Rev. Charlotte Wilson, St. Peter’s, Redwood City; el Rev. Claire Dietrich Ranna, Christ Episcopal Church, Los Altos; el Rev. Melanie Donahoe, Church of the Epiphany, San Carlos.

 

Add new comment

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.