Resolución 4: Grupo de Trabajo sobre Discapacidad y Acceso Para Sordos

Resolvió, Que la visión del Obispo Presidente del Movimiento de Jesús nos invita a dar la bienvenida a todos los hijos de Dios como evangelistas y reconciliadores; y de acuerdo con esta visión, la 170o Convención de la Diócesis de California reafirma las Resoluciones D097 (Establecer un Consejo Asesor sobre Discapacidad y Acceso de Sordos) y D090 (Involucrar a la Iglesia en defensa de los derechos de los discapacitados) de la 79 oConvención General de la Iglesia Episcopal, junto con la Resolución D043 (Garantizar la accesibilidad para personas discapacitadas en todos los eventos de la Iglesia)de los 78oConvención General de la Iglesia Episcopal;

Resolvió, Que esta Convención por la presente forma un Grupo de Trabajo sobre discapacidad y acceso para sordos que se encarga de crear una guía de mejores prácticas para la discapacidad voluntaria y el acceso para sordos para todas las instituciones y congregaciones diocesanas, que incluyen, entre otras, accesibilidad física, acceso a la comunicación, letra grande o recursos "Braille" y espacio de retiro seguro; y además encargado de llevar a cabo una revisión de políticas y procedimientos para eventos y reuniones de instituciones y congregaciones diocesanas para hacer sugerencias para mejorar la accesibilidad donde se desee;

Resolvió, Que este Grupo de Trabajo consistirá de no menos de 8 y no más de 10 miembros, con preferencia dada a aquellos que tengan experiencia personal y / o profesional con las comunidades de discapacitados y sordos, con la mitad a cargo del Obispo (incluida la tarea Presidente del Grupo de Trabajo) y la mitad por el Presidente del Consejo Ejecutivo, e incluirá al menos un abogado u otro profesional legal con conocimiento en derecho de la discapacidad; y

Resolvió, Que el Grupo de Trabajo sobre Discapacidad y Acceso de Sordos informará a la 171Convención de la Diócesis de California.

Explicación: Esta resolución se basa en las resoluciones mencionadas de la 78oy 79oConvenciones generales (ver Resoluciones2018-D097,2018-D090y2015-D043) Como miembros del cuerpo de Cristo a menudo llamados a hacer el trabajo de nuestra Iglesia en varios niveles, los miembros sordos y discapacitados se han enfrentado a barreras, muchas involuntarias, para vivir activamente sus Llamadas o para involucrarse de otra manera con nuestras instituciones y congregaciones. Muy a menudo, no debería haber barreras cuando se trata de hacer el trabajo de nuestra Iglesia y el trabajo de Dios y Cristo Jesús, especialmente cuando todos estamos llamados aradicalmenteacoger y reconocer la dignidad de cada ser humano afirmado por nuestro Pacto Bautismal.

Nuestra diócesis, y muchos de sus decanos y congregaciones, han tomado algunas medidas para proporcionar acceso a los discapacitados y sordos.[1] Sin embargo, se puede hacer mucho más para proporcionar acceso a todos los llamados y a todos los que buscan la inclusión, la comunidad y la pertenencia como hijos de Dios.

Teniendo en cuenta que, en su mayor parte, las instituciones religiosas y los lugares de culto no están obligados a cumplir con el Título III de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, y en muchas ocasiones tampoco están obligados a cumplir con la legislación Estatal similar y las disposiciones de discapacidad de construcción códigos, esta resolución creará un Grupo de Trabajo para observar de cerca las formas en que las instituciones y congregaciones de DioCal pueden ser más accesibles de manera razonable, asequible y eficiente para las personas con discapacidad y sordosSidesean hacerlo yen la medida queellos desean hacerlo. Se reconoce que no todas las congregaciones tienen los recursos humanos o la financiación para cumplir plenamente, incluso si así lo desean, sin embargo, puede haber pasos de bajo costo o sin costo que puedan tomar para una mayor accesibilidad. El Equipo de Trabajo también será un recurso para todos dentro de la Diócesis de California para la discapacidad y la accesibilidad de los Sordos y puede consultar con El Grupo de Trabajo sobre la Discapacidad y la Accesibilidad de los Sordos creada por el 79oConvención General al hacer su trabajo.

La guía de mejores prácticas resultante debe incluir información para las instituciones y congregaciones diocesanas sobre varias formas de hacerse más accesibles. Estas medidas pueden, a discreción del Grupo de Trabajo, incluir:

  • Hacer sermones durante el servicio o grabaciones de audio de sermones publicados en línea después, accesibles para personas con diversos grados de pérdida auditiva;
  • Hacer que los sitios web sean accesibles para las personas con discapacidad visual y que son ciegas y utilizan software de lectura de pantalla para acceder a Internet;
  • Capacitar a personas que saludan e introducen para dar la bienvenida a personas con discapacidades y personas sordas, y qué terminología es mejor usar;
  • Tomar las medidas necesarias para hacer que las estructuras sean físicamente accesibles, como contactar a Especialistas en Acceso Certificado (CASps) y contratistas expertos;
  • Encontrar tecnología y aplicaciones de costo variable o sin costo que se puedan utilizar para la accesibilidad;
  • Determinar las rutas de viaje accesibles (o más accesibles) existentes para eventos; y
  • Encontrar intérpretes calificados de Lenguaje de Señas Americano (ASL), proveedores de comunicación de acceso en tiempo real de traducción (sistema de subtítulos de fuente de voz) (CART) u otros proveedores de alojamiento para eventos y actividades.

Esta guía de mejores prácticas debe basarse en muchos recursos disponibles, como centros de vida independiente en toda el Área de la Bahía y el Centro Pacific ADA en Oakland.

La afiliación para este Grupo de Trabajo está establecida para entre ocho (8) y diez (10) personas para permitir que cada decanato, Consejo Ejecutivo, Comité Permanente y Casa de Representantes estén representados, si así lo desean los nombradores del Grupo de Trabajo

En resumen, esta resolución crearía un recurso significativo para las instituciones y congregaciones diocesanas que desean ser lo más accesibles posible para las personas con discapacidad y sordas. Vivamos nuestro Pacto Bautismal al reconocer la dignidad de cada ser humano y poder dar la bienvenida a todos los hijos de Dios en nuestras iglesias, organizaciones y ministerios lo mejor que podamos.

Presentado Por: Karma M. Quick-Panwala, Delegada, Grace Cathedral, San Francisco, y Convener, Delegación Diocesana de Grace Cathedral,karmamyatt@hotmail.com(Preferido), 415-971-0156 (solo texto, por favor)

Avalado Por: Sra. Sarah Lawton, delegada, San Juan Evangelista, San Francisco; la Reverenda Ellen Clark-King, Pastora Ejecutiva y Canon por la Justicia Social, Grace Cathedral, San Francisco


[1] El título del Grupo de Trabajo, así como el texto de la resolución y explicación, declara específicamente "Discapacitados y Sordos" porque las personas con pérdida auditiva identifican de muchas maneras: Los que se identifican como "Sordos", con una "S" mayúscula, pertenecen a la comunidad sorda y promueven la historia y la cultura sorda. Ellos ven la sordera como una diferencia cultural de aquellos cuyo idioma principal es oral o escrito en la naturaleza. Las personas que se identifican como "sordas" (minúscula "s") o "con problemas de audición" generalmente se identifican como "discapacitadas". No debe asumirse que alguien que es "sordo" también se identifica como "Sordo", o viceversa.

Add new comment

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.