Resolución #3: Apoyo a la ley antilinchamiento Emmett Till

Estado

Aceptado por el Comité de Resoluciones, 4 de agosto de 2020
Actualizado por el Secretario de la Convención, 5 de agosto de 2020

Se resuelve, que la 171.ª Convención de la Diócesis de California reconoce que el linchamiento y la amenaza de linchamiento continúan representando un peligro grave y omnipresente para las personas de piel negra o café en los Estados Unidos; 

Se resuelve, que esta Diócesis reconoce que el linchamiento y la amenaza de linchamiento constituyen nada menos que terrorismo racial conspirativo diseñado para subyugar a las personas de raza negra y de color de piel moreno a la supremacía blanca a través de una serie de actos brutales dirigidos contra una o más personas por una turba como mensaje de dominación total y definitiva;

Se resuelve, que esta Diócesis exhorta al Senado de los Estados Unidos en los términos más firmes posibles a aprobar rápidamente la Ley Emmett Till contra el linchamiento (HR 35) sustancialmente en la forma aprobada por la Cámara de Representantes, y dirige al Secretario de la Convención disponer la transmisión de esta resolución a cada uno de los dos senadores de California en apoyo de dicha Ley dentro de un plazo de 21 días;

Se resuelve, que la Diócesis de California por la presente crea un Comité de Sanación para la División Racial permanente con el propósito de crear oportunidades tangibles para expiar nuestra complacencia hacia la deshumanización de las personas de raza negra y de piel morena y para la reconciliación en reconocimiento de que todos somos creados a imagen de Dios; y

Se resuelve, que el Comité de Sanación para la División Racial consta de un presidente, 3 miembros laicos, 3 miembros del clero y hasta 2 miembros adicionales que tienen experiencia en el trabajo en pos de la equidad racial y no son empleados de la diócesis, su congregaciones, o cualquier organismo asociado, todos serán nombrados por el presidente de la Comisión Afroanglicana con la concurrencia del archidiácono de mayor rango en el servicio diaconal vocacional; y se asignará anualmente la cantidad de 15,000 USD para el cumplimiento de sus funciones.

Explicación

¿Y qué exige el Señor de ti sino hacer justicia, amar la bondad y caminar humildemente con tu Dios? Miqueas 6:8

Todos somos herederos del trauma multigeneracional. Todos somos herederos del gran abismo de la división racial.  El momento de la acción es ahora. Todos somos herederos, pero los que creemos que todo ser humano es creado a imagen de Dios estamos eligiendo no ser espectadores únicamente. Nos negamos a participar a través del silencio y la inacción.  Estamos llamados a usar nuestras voces, a construir relaciones y a unificarnos. 

En las famosas palabras de Thomas Jefferson cuando escribió La Declaración de Independencia,  "Sostenemos que estas verdades son evidentes, que todos los hombres son creados iguales, que están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables, que entre ellos se encuentran la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad."   Tristemente no sólo históricamente sino en la actualidad, la mayoría en la población negra no han comenzado a vivir en condiciones que promuevan estos ideales.  Una de las condiciones que suprime, traumatiza y retraumatiza continuamente a los afroamericanos es la presencia de amenazas crónicas y reales para su seguridad personal.  Si bien la definición de linchamiento fue relegada una vez al resultado final de la horca al estilo verdugo, el acto real de linchamiento es una serie de actos brutales cometidos contra el cuerpo que implican palizas, tortura, mutilación, desmembramiento, quema, asesinato y profanación, incluyendo el uso de partes del cuerpo como recuerdos o como trofeos. Estos actos crueles y brutales han producido una atmósfera de terror en los corazones de los afroamericanos, limitan los movimientos físicos de los afroamericanos y continúan subyugando a los afroamericanos a los intereses de los americanos blancos.  Desafortunadamente, los afroamericanos y los estadounidenses blancos, aunque pueden residir en los mismos vecindarios, a menudo viven en dos mundos diferentes, teniendo diferentes conjuntos de reglas, tratamiento y calidad de vida. 

El terrorismo a través del vigilancia callejera envía un mensaje a todos los estadounidenses de que los negros y morenos tienen roles reducidos, oportunidades económicas reducidas y recursos reducidos.rc=rc=Ahora es el momento de abogar por todas las personas independientemente del color de la piel para defender los valores americanos que consideramos "evidentes" al reconocer explícitamente el linchamiento como un acontecimiento cotidiano y al estar como una diócesis con una voz unificada a favor de la ley Emmett Till en contra del linchamiento.

En los últimos 100 años, ha habido casi 200 intentos de aprobar una ley contra el linchamiento en el Congreso, y sin embargo cada intento ha sido bloqueado por la Cámara de Representantes o el Senado. [1] El 26 de febrero de 2020, la Ley Emmett Till contra el linchamiento fue aprobada por la Cámara por una votación de 410-4[2].  El día del funeral de George Floyd, el Senado tuvo la oportunidad de hacer de la aprobación del primer acto contra el linchamiento un símbolo y una acción legislativa contra el desgarrador asesinato institucional del Sr. Floyd, pero el Senado no actuó, una vez más.  

Teniendo en cuenta que el Congreso ha fallado continuamente al pueblo estadounidense, nosotros los episcopales tenemos la responsabilidad moral y el deber cristiano de tomar medidas concretas para asegurar que la expiación, la reconciliación y la creación de un ambiente de seguridad transformador sostenible sea una prioridad permanente.  De los 4,743 linchamientos que han tenido lugar entre 1882 y 1968, el 72.7% han sido ataques contra afroamericanos, en su mayoría hombres. [3] Muchos linchamientos adicionales se han registrado como "suicidios". [4] El impacto en los cuerpos negros no sólo está reservado para las víctimas linchadas, sino para sus familias, sus amigos y la comunidad negra en general, incluyendo el clero. El trauma está incorporado en nuestros cuerpos a través de este terrorismo interno.  La traumatización afecta a personas de todos los "colores".

Todos somos herederos del trauma racial.  Debemos poner en práctica las palabras de Thomas Jefferson de que todos somos creados iguales, que como El Cuerpo de Cristo nos unimos para unificar, para salvar y sanar esta división racial. Recordamos las palabras del Reverendo Dr. Martin Luther King, Jr. quien dijo: "El que acepta pasivamente el mal está tan involucrado en él como el que ayuda a perpetrarlo.   El que acepta el mal sin protestar contra él, está realmente cooperando con él."  


[1] Por qué se tardó un siglo en aprobar una ley anti-linchamiento, Washington Post, 28 de diciembre de 2018, Louis P. Masuro

[2] H.R. 35:  Emmett Till Antilynching Act https://www.govtrack.us/congress/votes/116-2020/h71 22 July 2020

[3] Lynchings by State and Race, 1882-1968  http://law2.umkc.edu/faculty/projects/ftrials/shipp/lynchingsstate.html 22 July 2020

[4] Cómo los americanos blancos usaban el linchamiento para aterrorizar y controlar a los negros. The Guardian, por Jamiles Lartey and Sam Morris, 26 de abril 2018


Contacto

La reverendo Jennifer C. Nelson, revnel2018@gmail.com

Enviado por

La reverendo Jennifer C. Nelson, diácono de St. Clare's, Pleasanton y St. Bartholomew's, Livermore y copresidenta de la Unión de Episcopales Negros Vivian Traylor, Capítulo del Norte de California y miembro de la Comisión Afroanglicana

Patrocinado por

COMISIÓN AFROANGLICANA
El reverendo Mauricio Wilson, rector, San Pablo, Oakland, Presidente de la Comisión Afroanglicana y Presidente Regional Occidental de la Unión de Episcopales Negros; El reverendo Ronald Culmer, rector de Santa Clara, Pleasanton; El reverendo Andrew Lobban, rector de San Bartolomé, Livermore; El reverendo Eric Metoyer, rector de San Francisco, San Francisco; La reverendo Jill Honodel, St. Aidan's, Bolinas; El reverendo Justin Canon, rector de Todos los Santos, San Leandro

UNIÓN DE EPISCOPALES NEGROS, Capítulo Northern California/Vivian Traylor   
Miembros y patrocinadores en representación de la Diócesis de California, Diócesis de El Camino, Diócesis del Norte de California y la Diócesis de San Joaquín

Sra. Jeanette Dinwiddie-Moore, copresidenta
Sra. Jeri Robinson, tesorera
Michelle Mayfield-Baske, secretaria
Sra. Saundra Anderson
Sra. Mary Borders
Ms Carlette Dorsey
Sra. Victoria Fussell
Sra. Caroslyn Gaines
Sra. Hilliard
Dr. Cassandra Joubert
Sra. Deborah Moses
Dr. Laura Natta
Sr. Stephen Tiffenson
Sra. Barbara Vassell
Sra. Diane Williams

ARCHIDIÁCONOS

La Ven. Cn. Nina Pickerell, archidiácono, Grace Cathedral
La Ven. archidiácono Carolyn Bolton, St. Paul's, Oakland
La Ven. archidiácono Margaret Dyer Chamberlain, St. Aiden's, San Francisco
La Ven. archidiácono Dorothy Jones (ret.), San Esteban, Belvedere
El Ven. Archidiácono David Stickley, Holy Innocents, San Francisco

DIÁCONOS

ALAMEDA
La reverendo diácono Ellen Ekstrom (ret.), El Buen Pastor, Berkeley
La reverendo diácono Mary Louise Hintz, All Souls, Berkeley
La reverendo diácono Katherine Salinaro, Cristo el Señor, Pinole

CONTRA COSTA
La reverendo Naomi Chamberlain-Harris, St. Anselm's, Lafayette
El reverendo diácono Walter Ramsey, Grace, Martinez
La reverendo diácono Margaretmary Staller, St. Paul's, Walnut Creek

MARIN
El reverendo diácono Alberta Buller, Iglesia de Cristo, Sausalito
El reverendo Jim Goss (Ret.), Iglesia de la Natividad, San Rafael
Rev. diácono Jan Heglund, St. Columba's, Inverness
La Rev. diácono Rebecca Morehouse, Iglesia de la Natividad, Novato

PENINSULA
Reverendo diácono Hailey McKeefry Delmans, Transfiguración, San Mateo
La reverendo diácono Elizabeth Milner, St. Mark's, Palo Alto

SAN FRANCISCO
El reverendo diácono Davidson Bidwell Waite, Grace Cathedral
La Rev. diácono Catherine Costas, St. Aiden's, San Francisco
La Rev. diácono Margaret Deeths, Grace Cathedral
El Rev. diácono T. Vincent Jang, Iglesia del Adviento de Cristo Rey, San Francisco
La Rev. Nancy Pennekamp, San Francisco State Campus Ministry
El Rev. diácono Scot Sherman, Catedral de Grace
El reverendo diácono Timothy Smith, Santa María la Virgen, San Francisco

SOUTHERN ALAMEDA
La reverendo diácono Catherine Costas
La reverendo Pamela Jester, Todos los Santos, San Leandro